pililiving

the only way to live it is your own way

Anuncios

cuantas veces tengo que caer para levantarme de nuevo, la vida ya es bastante complicada como para tomarla en serio, así que por qué no reir en voz alta, y así mantener erguida mi alma.Imagen

so what

my bloody love

Todavía hay piratas en el mar de los cuentos de hadas que creen que hacer de sus vidas una leyenda les hará inmortales, sin saber que las leyendas están muy lejos de lo que ellos puedan jamás llegar a ser.

 Porque lo auténtico jamás será pirata, y lo pirata , jamás será auténtico.

pilar lópez

La lluvia que más me gusta es la que cae cuando estoy en el mar, porque no me moja, ya lo estoy, y además de agua salada.

He pasado la línea de espuma y las olas me han dejado respirar , con el corazón descompasado, y casi sin aliento,  por fin puedo levantar la mirada  y contemplar lo grande que es el océano. Desde mi tabla de salvación, me doy cuenta de lo pequeña y fuerte que puedo llegar a ser. entonces es cuando puedo sentir, la música dentro de mi, bombeando mi vida.Imagen

NADA!

UImagenCuando parece que el Universo conspira contra nosotros, no es más que la vida poniéndonos en nuestro sitio, a toda expiración le sigue una inspiración… deja que ocurra, pasará, entonces cuando cambiemos nuestra actitud ante los hechos, nos habremos dado cuenta de que TODO es parte de él, el Universo, nuestro universo, con U

Imagen

Centro Cívico Las Sirenas

En los tiempos de Platón y Aristóteles, el concepto de diégesis se opuso a mímesis. La principal diferencia es que la primera, a través de la figura de un narrador, desarrolla un mundo ficticio verosímil cuyas convenciones pueden diferir de las del mundo real, o incluso contradecirlas; mientras que en la segunda las convenciones del texto, pretenden apegarse a convenciones sociales de diversa índole. Dicho de otro modo, un texto “mimético” busca reproducir hechos naturales o sociales documentados, mientras que uno “diegético” busca crear y obedecer sus propias reglas.

 Propongo  una Diégesis  que propicie el conocimiento, dejando ser a cada uno, él mismo.


Y mientras pedaleaba mi derbi rabasa con mi paraguas en la mano izquierda y el freno en la derecha debatiéndome  entre envestidas del  tráfico húmedo, con las bragas mojadas y no de lo que más me habría gustado esta mañana, si no más bien de todo  lo contrario… me   preguntaba -por qué la clase de hoy no era en el lugar de siempre , donde al menos conocía la lucha del camino de ida vuelta  , la facultad del arte… y continuaba con el cabreo preguntándome por qué en una facultad de bellas artes no hay ni biblioteca ni una digna sala de informática para recibir la magistral clase de blogueros adolescidos, que a golpe de insistencia de M. es posible que algún día ultilicemos para transmitir nuestro sueño mojado al resto del universo inconsciente de tanta humedad creadora???